18 enero, 2017

Posiciona a tu empresa a través del “Content Marketing”

Si tienes una empresa, es muy probable que ya sepas que destacar en la red supone un reto cada día más complicado. Lo que quizás no sepas es que cada minuto, Google recibe cuatro millones de peticiones de búsqueda. En el mismo tiempo se generan 72 horas de vídeo en Youtube, son compartidas más de 2,4 millones de publicaciones en Facebook , se envían alrededor de 277.000 tuits y se suben unas 216.000 imágenes en Instagram.

Ni que decir tiene que muchos de estos mensajes no llegan ni a leerse, pues resultan sepultados por el aluvión de publicaciones que llegan al minuto siguiente.

En qué consiste el “Content Marketing”

 Si en algo se afanan las empresas es en salir del fondo y en adquirir visibilidad para sus clientes potenciales. Una de las vías que se ha revelado como más efectiva es la creación de contenidos de calidad, que han de ser relevantes y exclusivos. La principal dificultad se centra en saber cuáles son las publicaciones que cumplen estos requisitos. Y ahí es donde juega un papel fundamental el “Content Marketing”.

Los expertos coinciden, como no podía ser de otra manera, en que a las empresas les es muy difícil darse a conocer, pero también en  que en el mundo online, pequeñas y grandes empresas, con audiencias de todo tipo, tienen cabida.

Todo se reduce a saber qué nos conviene publicar

 Los pasos a seguir en este sentido son:

1º. Conocer a tu público objetivo. Pues es fácil de suponer que de nada va a servirte tener miles y miles de interacciones en las redes sociales, si, a la postre, quienes las protagonizan no son personas que vayan a poder consumir tus productos o servicios. Imagina, por ejemplo, una empresa de azulejos que alcance altas cotas de popularidad entre los jóvenes, por las publicaciones o videos que publicita. Si bien está invirtiendo a largo plazo, lo lógico es que reconduzca su estrategia y atraiga así a su público objetivo, de mayor edad y en circunstancias de adquirir sus productos.

2º. Saber lo que les gusta a las personas que te siguen y a las que quieres captar. Se trata de averiguar cuáles son los gustos y los contenidos que normalmente consultan o comparten las personas a las que te diriges. Para ello tienes a tu disposición análisis y herramientas de medición, mediante las cuales se obtienen patrones de conducta del público objetivo.

3º. Ofrecer contenido de calidad y que, además, sea único. Ha de tratarse de contenido relevante.  Tienes que ser original pues no puedes centrarte únicamente en hablar del producto o servicio que quieres vender. Por otra parte, el contenido tiene que estar adaptado a cada una de las plataformas, si no quieres que los motores de búsqueda penalicen las publicaciones repetidas en varios sitios a la vez.

4º. Interacción. Básica si no queremos caer en el marketing tradicional, que se asemeja a un monólogo.